Nuevas alianzas de CRUSA potenciarán negocios sostenibles para la exportación

En la fotografía, de izquierda a derecha: Marco Quesada, Director de Conservación Internacional (CI) Costa Rica; David Gutiérrez, Presidente Junta Administrativa de CRUSA; Pedro Beirute, gerente Procomer; Fabio Arjona, Director Ejecutivo CI Colombia; Sebastián Tröeng, Vicepresidente CI; Patricia Madrigal, Presidente FUNBAM, Michael Schloenvoigt, Director GIZ Costa Rica.  

Dos alianzas estratégicas que llevarán a Costa Rica a tener una oferta amplia, robusta e innovadora de productos exportables, se firmaron el pasado 22    de noviembre: una entre la Fundación Costa Rica Estados Unidos para la Cooperación (CRUSA), la Promotora de Comercio Exterior (PROCOMER) y Fundación Banco Ambiental (FUNBAM), para la creación de un Programa de Crecimiento Verde; y otra entre CRUSA y Conservación Internacional (CI), para el desarrollo del Programa de Crecimiento Azul.

Estos convenios llevarán al país a cumplir con estrictas normas de producción a nivel mundial, amigables con el ambiente y de calidad certificada, que permitirán abrir nuevas puertas en el mercado internacional, respetando los principios de sostenibilidad, la protección y conservación de la biodiversidad de los ecosistemas costarricenses.

Hasta setiembre anterior, Costa Rica exportó bienes por $8.089 millones, según datos de la Promotora de Comercio Exterior (PROCOMER); sin embargo, el país enfrenta desafíos importantes para diversificar su oferta aún más y sumarle valor agregado, que le permita ingresar a mercados con altos estándares de calidad y sostenibilidad ambiental.

“La Fundación CRUSA ha decido relanzar su forma de trabajo con una estrategia a cinco años plazo que buscará catalizar soluciones a desafíos nacionales de amplio impacto para el desarrollo nacional. Parte de los objetivos estratégicos, para el período 2018-2022, contemplan impulsar modelos de desarrollo económico sostenibles, que permitan el mejoramiento de la calidad de vida de los costarricenses y que reduzcan los riesgos ambientales, esto como una forma de enfrentar los efectos del cambio climático en nuestro país”, señaló David Gutiérrez, Presidente de Fundación CRUSA.

Programa de Crecimiento Verde

Tiene como objetivo desarrollar una plataforma de fomento a la reconversión productiva e innovación en la oferta exportable, basada en criterios de sostenibilidad ambiental y en el potencial de vinculación al mercado nacional e internacional.

La creación de nuevas empresas, la diversificación y aumento del valor agregado continúan siendo retos para el país, pero se pueden enfrentar tomando ventaja del alto reconocimiento mundial que tiene Costa Rica por el respeto a la sostenibilidad y el desarrollo social, mediante el impulso de una oferta exportable diferenciada de alta calidad.

“Mediante este proyecto cumplimos con la estrategia de PROCOMER de fomentar una oferta exportable diversificada e inclusiva, con altos componentes de innovación. Asimismo, entendemos la importancia de articular esfuerzos con otras organizaciones, bajo un modelo de alianzas público-privadas, que nos permiten escalar el impacto e impulsar de manera contundente a las pymes hacia los mercados internacionales.  El Programa de Crecimiento Verde nos permitirá apuntar a la generación de una oferta exportable diferenciada que se alinea perfectamente con la estrategia nacional de sostenibilidad y producción verde, tema en el cual el país goza de un posicionamiento y reconocimiento internacional”, afirmó Pedro Beirute Prada, Gerente General de PROCOMER.

Fundación CRUSA aportará el financiamiento para este programa hasta por $4 millones y PROCOMER será el socio ejecutor.

Este programa se enfocará en la transformación de los productos exportables de PYMES. Se evaluarán las oportunidades de mejora en cuatro áreas: comercialización, transformación de procesos, transformación de productos, innovación y valor agregado.

También se trabajará en la mejora de la sostenibilidad ambiental de las PYMES con potencial exportador identificadas por PROCOMER, en las siguientes áreas: eficiencia energética, energía renovable, reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, uso del agua y gestión integral de residuos.

El objetivo es lograr que al menos 200 pequeñas y medianas empresas en el parque exportador, sean reconvertidas en empresas verdes. Entre los productos que serán priorizados se encuentran por ejemplo los alimenticios, étnicos, orgánicos, superfoods y servicios verdes, dirigidos a mercados como Norte América, Europa, Centroamérica y el Caribe.

“El Programa de Crecimiento Verde contribuye activamente, no sólo a la misión de FUNBAM, sino al enfoque del país, ya que apoya e impulsa a pequeños y medianos empresarios con potencial exportador a que capitalicen el posicionamiento internacional de Costa Rica como país ambiental y socialmente responsable, para realizar una reconversión productiva verde, creando una nueva oferta exportable.” mencionó Patricia Madrigal Cordero, Presidenta de la Junta Administrativa de la Fundación Banco Ambiental

Programa de Crecimiento Azul:

Los océanos y sus costas son la base de gran parte de la economía y cultura mundial. Cerca del 40% de la población del orbe vive en los primeros 100 metros desde la línea de costa, y el impacto de sus actividades ha destruido el 20% de los manglares, poniendo en riesgo inminente el 60% de los arrecifes de coral en los trópicos.

Uno de los objetivos de Fundación CRUSA es promover un modelo de Crecimiento Azul en las costas de Costa Rica, con Conservación Internacional como socio ejecutor, para desarrollar una oferta de bienes exportables y de consumo para el mercado interno, diferenciada por criterios de sostenibilidad multidimensional. La iniciativa busca consolidar los beneficios económicos del mar mediante el impulso de empresas azules sostenibles.

Este programa plantea la recaudación de hasta $10 millones con el fin de co-implementar proyectos cuyo objetivo central es asociar el crecimiento económico al aprovechamiento sostenible de los recursos marinos y costeros.

Se buscará aumentar la competitividad de la actividad pesquera de exportación mediante la creación de sistemas de denominación de origen; concretamente, se propone la implementación de dos sistemas de trazabilidad de productos pesqueros consolidados, como lo son el camarón y el pargo, que permitan un control total de principio a fin en la cadena, cumpliendo así con normas internacionales, aplicadas por nuestros principales socios comerciales.

Los sistemas de trazabilidad permiten que cuando se detecta un problema con un determinado producto, en un supermercado por ejemplo, se pueda retroceder con exactitud para saber cuál fue el embarque, de dónde y cuándo salió, cuál es la empresa exportadora, el lote del producto y definir el origen del problema para solucionarlo.

“En Conservación Internacional estamos muy complacidos de formar una alianza con una organización tan sólida y con la trayectoria de Fundación CRUSA. El proyecto Crecimiento Azul nos da la oportunidad de trabajar con otras instituciones en modelos de negocio vinculados a la pesca, así como de desarrollar trabajo sobre la cadena de valor y consumo local sostenible. Es una iniciativa innovadora que acerca la visión de sostenibilidad de Costa Rica a nuestros mares, promoviendo el crecimiento económico de la mano con la protección de los océanos”, indicó Marco Quesada, Director Conservación Internacional Costa Rica.

Entre las líneas de trabajo también se contemplan la identificación de productos no tradicionales con potencial de mercado, productos con demanda insatisfecha y posibilidad de producción (industrializada) en granjas y procesos mediante los cuales se agregue valor a los productos marinos, promoviendo en todos los casos la sostenibilidad de los recursos naturales.

También se buscará aumentar la cantidad de granjas de maricultura legalizadas (pequeñas y medianas) y con prácticas sostenibles, así como su involucramiento en la búsqueda de soluciones para la sostenibilidad de la oferta exportadora nacional, tomando en cuenta la caída sistemática en las exportaciones de productos marinos desde el 2015, según las estadísticas de PROCOMER.

“Costa Rica necesita que los bienes que vendemos en otras naciones sean innovadores, eso significa que debemos trabajar con las actuales y las nuevas empresas exportadoras, para aumentar y consolidar su oferta de productos, haciendo de la sostenibilidad ambiental parte de su valor agregado y una variable activa en el precio de estos bienes y servicios, para entrar en mercados cada vez más competitivos”, concluyó David Gutiérrez, Presidente de Fundación CRUSA.